Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de uso y de nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Revisa la configuración aquí o cierra este mensaje.

Los cosméticos no solo nos ayudan a cuidar nuestra piel y cabello, además nos permiten mantener una buena higiene y salud.

  • Las pastas de dientes

    ¿Cómo funcionan las pastas de dientes?

    Las enfermedades bucales más comunes son la caries y la gingivitis. La principal causa de estas enfermedades es la placa dental, una mezcla de bacterias adheridas firmemente a la superficie del diente, que se alimenta de los azúcares e hidratos de carbono que comemos produciendo ácidos que se 'comen' el esmalte dental y originan la caries. Esta placa también puede afectar a la encía inflamándola y originar gingivitis. En algunos casos las bacterias pueden desprender moléculas volátiles de azufre, que pueden causar mal aliento. Las pastas de dientes contienen detergentes suaves que se llevan la placa y los restos de comida sin dañar el esmalte dental. La mayoría de ellas, además, contienen flúor que protege el esmalte y algunas también elementos anti-microbios (antisépticos) que reducen la formación de placa y sarro ayudando a prevenir los problemas de encías.

    ¿Cómo funciona el fluoruro?

    Es un componente que aparece de forma natural en ciertos alimentos, como por ejemplo en el té, en ciertos pescados, vegetales y zumos de frutas. No obstante, su adición a las pastas de dientes fue un gran avance para la salud dental. El flúor es un factor muy importante en la reducción de los efectos de las caries y se viene usando desde hace casi 50 años. Promueve una reacción química en el esmalte que atrae minerales de reemplazo como el calcio. El flúor se adhiere al esmalte debilitado por los ácidos haciendo el diente más resistente a los futuros ataques de estos.

    ¿Qué otros ingredientes necesarios hay en las pastas de dientes?
    Cada marca de pasta de dientes tiene diferentes formulaciones adaptadas a las necesidades de los consumidores. Aun así, la mayoría contiene:


    ¿Es segura la pasta de dientes?

    La mayoría de los dentífricos disponibles en el mercado son considerados productos cosméticos, pero algunos de ellos poseen licencia para ser vendidos como medicamentos. En ambos casos, las leyes europeas garantizan que sean completamente seguros para los consumidores.

    ¿Es seguro usar pastas de dientes con flúor en niños?

    El fluoruro es seguro y efectivo en la prevención de las caries, por lo que es un ingrediente muy importante tanto en las dentífricos como en los enjuagues bucales. Sin embargo, no es conveniente que los niños pequeños ingieran grandes cantidades de este componente durante el cepillado, por lo que se recomienda no usar demasiada pasta de dientes que lo contenga.

    Las leyes cosméticas europeas establecen el nivel máximo de fluoruro que se puede usar. Aun así, hay una amplia gama de dentífricos sin flúor disponibles en el mercado para aquellas personas que opten por no utilizarlo en su higiene bucal.

    ¿Cómo se consigue el dibujo a rayas de las pastas de dientes?

    Estas líneas verticales se crean elaborando cada color de manera separada, en tanques diferentes, luego se bombean ambos colores a través de una tubería común hacía la máquina de rellenado a velocidades y presiones muy cuidadas. En esta máquina de rellanado, las rayas de colores se juntan con la pasta de dientes blanca en las proporciones adecuadas. Luego los 3 elementos se bombean en el tubo de pasta de dientes creando así rayas perfectas.

    • Abrasivos, que eliminan las manchas y pulen el diente. Deben ser lo suficientemente abrasivos para llevar a cabo su misión sin dañar al esmalte o exponer la dentina.
    • Detergentes, que provocan la espuma que ayuda a que desaparezcan los restos de comida y la placa bacteriana, además de producir un efecto placentero en la boca.
    • Humectantes, que le dan a la pasta su textura y retienen cierto grado de humedad para que la pasta de dientes no se seque.
    • Aglutinantes, que también se usan para dar textura y ayudan a que el dentífrico permanezca en el cepillo cuando se saca del tubo.
    • Conservantes, que previenen del crecimiento de bacterias o de otros microorganismos.
    • Elementos para dar sabor y color, sin los que la pasta sería menos apetecible y sabría peor.
  • Enjuagues bucales y colutorios

    ¿Cómo funcionan los enjuagues bucales?
    Gracias a la eliminación de las pequeñas partículas de comida y los gérmenes en los dientes, encías y lengua, los enjuagues bucales o colutorios ayudan a prevenir la aparición de caries, gingivitis y el mal aliento.

    No pueden ser considerados sustitutivos del cepillado de dientes, ya que su uso es la principal vía para evitar las caries. Sin embargo, como los enjuagues llegan a todas las partes de la boca, incluso áreas que no alcanza el cepillado, son muy útiles para una higiene bucal completa.

    ¿Qué ingredientes hay en los enjuagues bucales y colutorios?

    Existen infinidad de productos con el objetivo de cubrir las necesidades de los consumidores. Sin embargo, todos contienen:

    Algunos enjuagues pueden contener flúor que ayuda a reforzar los dientes ante los ataques de ácidos que provocan la caries.

    Enjuagado seguro

    Como pasa con el resto de los productos cosméticos, los enjuagues bucales están sujetos a normas específicas. Estas leyes garantizan que todos los cosméticos y sus ingredientes son seguros. Para evitar la exposición de estos productos con alcohol a los más pequeños, muchos fabricantes utilizan tapones a prueba de niños.

    • Detergentes, que ayudan a eliminar los restos de comida y la placa suelta.
    • Agentes para dar sabor y color.
    • Alcohol o agentes antimicrobianos que ayudan a matar a las bacterias y otros gérmenes que contribuyen a la caries, la gingivitis y el mal aliento.
    • Conservantes, que evitan que crezcan otras bacterias o microorganismos.
    • Agua, para disolver todos estos ingredientes.
  • Los blanqueadores dentales

    Los dientes tienden a mancharse, sobre todo, por el consumo de ciertas comidas y bebidas, como el café, el vino o el tabaco.

    Algunos blanqueadores que encontramos en las tiendas funcionan basándose en el mismo principio que los tratamientos realizados por dentistas: peróxido de hidrógeno, componente usado para blanquear el esmalte dental y para eliminar las manchas. La concentración de peróxido de hidrógeno, sin embargo, está limitada de manera estricta, por debajo del 0,1%, con el objetivo de evitar daños a las encías. Otros blanqueadores utilizan tecnologías más innovadoras como las nanopartículas de HAP, elemento natural del diente que reacciona con la superficie del esmalte produciendo una superficie más lisa y brillante.

    Pastas de dientes con efecto blanqueador

    El objetivo fundamental de una pasta dental blanqueante es la limpieza y la prevención y mantenimiento del color natural de los dientes, puesto que su acción facilita la eliminación de residuos y de la placa bacteriana. Entre sus funciones también está la de eliminar las manchas del esmalte dental.
    La mayoría de pastas de dientes blanqueadoras incluye diminutas partículas de un abrasivo. El movimiento limpiador del cepillo en combinación con la presencia de estas pequeñas partículas abrasivas, crea un efecto que elimina los restos de suciedad de la superficie del diente. Algunas de estas pastas de dientes están diseñadas especialmente para fumadores y contienen más cantidad de abrasivos que las pastas de dientes familiares. La formulación de otras de estas pastas de dientes blanqueadores incluye compuestos de peróxido pero en niveles muy bajos, por debajo del 0,1%.
     


  • Kits de blanqueamiento casero

    Este tipo de paquetes incluyen una banda 'protectora' rellena de gel de peróxido de hidrógeno que se aplica directamente en los dientes. Normalmente es necesario llevarla varias horas cada día durante 15 días como máximo. Los agentes oxidantes del gel penetran la estructura porosa cristalina del esmalte eliminando los depósitos de suciedad por oxidación, blanqueando el diente.

    La concentración de peróxido de hidrógeno en estos kits nunca excede el 0,1% indicado por la actual ley europea, por lo que el proceso de blanqueo es bastante lento.

    ¿Son seguros los blanqueadores dentales?

    Aunque se ha demostrado que las concentraciones de peróxido de hidrógeno de hasta 0,6% son seguras para uso casero, la ley cosmética europea no permite una concentración mayor del 0,1%. Es posible que en los próximos años este límite varíe y finalmente permitan el uso de un porcentaje mayor.

    Siempre es importante seguir las instrucciones del fabricante con cuidado para evitar la irritación de las membranas mucosas de los labios, de las mejillas y de las encías. Incluso con un uso moderado, hay personas que notan sensibilidad dental temporal al frío y al calor tras usar estos productos.

    ¿Qué innovaciones hay?

    Se están realizando investigaciones con el objetivo de descubrir diferentes medios que consigan el mismo nivel de blanqueamiento dental sin usar peróxido de hidrógeno, como, por ejemplo, el blanqueamiento dental mediante tecnologías de luz pulsada.

 

Sala de Prensa