Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de uso y de nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Revisa la configuración aquí o cierra este mensaje.

Los consumidores exigen productos cada vez más innovadores y eficaces, lo que obliga a mantener una actitud de mejora continua. Solo en Europa trabajan para esta industria alrededor de 25.000 científicos. Cada año se reformula el 25% de los productos que hay en el mercado. Además, anualmente al menos un 10% de los productos incorporan nuevos ingredientes y moléculas. En este sentido, el sector cosmético español es altamente competitivo y dinámico. Con una larga tradición a sus espaldas, basada en la química y la farmacia, invierte en I+D+i alrededor de 120 Millones de € al año.

  • Protegiendo a los consumidores a través de la innovación

    La seguridad es lo más importante para la industria cosmética y la innovación es un elemento indispensable para conseguirlo. Cada año se lanzan nuevos productos de perfumería, cosmética y cuidado personal que pasan por un exhaustivo proceso para cumplir la legislación europea, una de las más avanzadas y exhaustivas del mundo. Entre otros aspectos, garantiza la calidad, seguridad y eficacia de los ingredientes, de su combinación, del proceso de fabricación y del envase.

  • La innovación mejora la eficacia

    La innovación es esencial para conseguir productos más eficaces. Gracias a ella, existen cosméticos que se encargan de necesidades específicas del consumidor, como por ejemplo, el champú para diferentes tipos de pelo. A partir de sus investigaciones, los fabricantes crean nuevos productos con nuevos ingredientes más eficaces, por ejemplo, al mismo tiempo que continúan perfeccionando los ya existentes.

 

Sala de Prensa