La industria cosmética es un ejemplo positivo del papel que pueden desempeñar para la sociedad de hoy la innovación y el desarrollo. El I+D+i.

No hablamos solo de recursos invertidos, también de una velocidad de innovación acelerada y constante. Antes del lanzamiento de cada nuevo producto al mercado, hay un largo recorrido de investigación, test y análisis de seguridad sin experimentación en animales. El sector ha reformulado 1 de cada 3 productos en los últimos 2 años para hacerlos más eficaces, seguros y sostenibles. Este grado de innovación y desarrollo solo es posible contando con un respaldo científico. Una regulación que protege a los consumidores Stanpa es un referente en la industria cosmética nacional e internacional, así como para empresas y consumidores.

Estamos permanentemente informados de la evolución técnico-regulatoria de los cosméticos, lo que permite estar a la vanguardia de la eficacia y seguridad de los productos comercializados en España. Nuestro principal objetivo es informar de forma rigurosa y objetiva a empresas, sociedad y consumidores para asegurar un mercado competitivo y toma de decisiones informadas.

Feeling Innovation

El sector de la perfumería y la cosmética es una de las industrias que más invierten en innovación dentro del sector de gran consumo.

Feeling Innovation

Innovación para el bienestar

El sector invierte en I+D para garantizar la seguridad de sus productos, evitar posibles efectos no deseados y aumentar su eficacia. La industria cosmética se adapta a todos los estados de salud, con especial atención a los consumidores con necesidades específicas como piel sensible o intolerancias, incluso, acompañando en las necesidades de las personas durante el tratamiento oncológico, en particular, a través de la Fundación Stanpa.

El sector cosmético en España realiza una inversión en I+D varias décimas por encima de la media europea, superando los 300 M €/año, un 3,4% de la facturación total.

Innovación para la sostenibilidad

La perfumería y cosmética siempre han estado al lado de la naturaleza con ingredientes y procesos respetuosos con el medio ambiente. Los consumidores eligen relacionarse, cada vez más, con marcas y productos vinculados a acciones de RSC, amables con la naturaleza y con una imagen ética probada. La cosmética ha evolucionado también y, por ello, más de la mitad de las empresas del sector han creado en los últimos dos años alguna línea de productos naturales “eco”, “bio” u “orgánico”.

Innovación para la diversidad

Nuestro sector escucha y atiende a la diversidad de una nueva realidad sociodemográfica y promueve la inclusión ofreciendo alternativas para cada consumidor. Todo tipo de personas de edades, etnias y estilos de vida diferentes pueden incrementar, a través del uso de la cosmética, su autoestima, salud, integración en la sociedad y su libertad de expresarse.

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más rápido y personalizado. Al acceder a esta página usted está aceptando el uso de las mismas. Por favor, lea nuestra política sobre cookies para obtener más información sobre su utilidad y la forma de eliminarlas o bloquearlas.