En perfumería y cosmética, el 50% de las falsificaciones de productos se concentran en RRSS

Madrid, 29 de NOV 2019

Con motivo de los días en los que se celebra el Black Friday, el Ciber Monday y a puertas de la campaña de Navidad -en sólo unos días se compra un tercio del consumo de perfumes de todo el año- desde Stanpa, queremos advertir a los consumidores de los riesgos del consumo de perfumes y cosméticos falsificados.

En cada trimestre se consumen unos 250 millones € en perfumes y fragancias y las ventas se incrementan durante el último trimestre pudiendo llegar a los 300 millones €, concentrándose las ventas en el Black Friday, Navidad y Reyes (no necesariamente por este orden). Generalmente, el consumo de fragancias en Navidad incrementa su volumen en torno a un 18%.

La compra de productos falsos por internet durante el Black Friday está creciendo a un ritmo preocupante. El producto puede no llegar nunca o se puede recibir algo que no era lo esperado. Además, algunas webs que venden productos falsos utilizan la venta para capturar y almacenar los datos personales y económicos del comprador o infectar su ordenador con virus.

El problema de las falsificaciones de perfumes en online se multiplica al mismo ritmo que lo hace el comercio electrónico. Los falsificadores aprovechan la viralidad de internet y actúan suplantando la reputación de las marcas, su tráfico e incluso las ventas de las marcas legales. En perfumería y cosmética, el 50% de las falsificaciones se concentran en RRSS. En el mundo digital, el acceso al producto falso es inmediato y global, a un solo clic.

El 50% de los usuarios no quieren comprar productos falsos, pero se encuentran con que lo que reciben está falsificado, con las consecuencias no solo para la salud y la pérdida económica sino también para la reputación de la marca. Pese a que las marcas cumplen con todos sus requisitos de propiedad intelectual la lucha contra la falsificación se hace tremendamente complicada.

No te la juegues por un perfume falsificado

La mayor preocupación para el sector y las autoridades, más allá del impacto económico y de empleo, son los peligros para la salud del uso de productos falsificados que contienen ingredientes fraudulentos y fabricados clandestinamente. El uso de perfumes falsos puede producir efectos perjudiciales como alergias, intolerancias, manchas en la piel o quemaduras por el sol.

• Stanpa ha llevado a cabo un análisis comparativo de perfumes auténticos y falsificados en un laboratorio internacional especializado, con la técnica de Cromatografía de Gases/Espectrometría de Masas (CG/EM), con el objetivo de poner de manifiesto las diferencias entre productos auténticos y falsos. Se han observado múltiples diferencias en la composición entre los perfumes originales y los falsos. Frente a los más de 80 componentes que tiene un perfume original, las falsificaciones no suelen tener más de 20 o 25, que son en su mayoría distintos (solo un 10% de los ingredientes encontrados en los productos originales aparecen también en los falsificados).

• Los perfumes falsificados son un fraude, contienen en su mayoría agua, hasta un 50%, y etanol industrial o de baja pureza como disolvente. En algunos aparece dietilenglicol, sustancia tóxica cuyo uso está prohibido en cosméticos excepto en el caso de trazas y también se detecta la posible presencia de otras sustancias prohibidas. Una pequeña presencia de algunos componentes aromáticos básicos como el geraniol o el citrol enmascaran la fórmula para engañar al consumidor.
• Los productos falsificados no tienen filtros UV, lo que puede dar lugar a fotodegradación y generar sustancias de riesgo para la salud que produzcan dermatitis, reacciones alérgicas, manchas en la piel, etc.

• Al comprar falsificaciones se está renunciando a todos los derechos como consumidor. El producto carece de garantía en caso de defecto o no conformidad del mismo, dejando al consumidor indefenso ante cualquier incidencia.

• Si un perfume falso produjera una reacción alérgica, ya que el médico no podrá conocer sus componentes a la hora de identificar qué es lo que ha generado el efecto adverso y tenerlo en cuenta al prescribir el tratamiento adecuado.

Combatir las falsificaciones es una prioridad en la agenda pública

Desde Stanpa, instamos a los consumidores a que no se la jueguen y realicen sus compras de Navidad en puntos autorizados que cuentan con todas las garantías de los productos auténticos. Siguiendo con la campaña de concienciación que lanzamos el año pasado en redes sociales, animamos a los consumidores que compran productos auténticos, en establecimientos autorizados, hagan visible que defienden la creación de marcas y los puestos de trabajo implicados, a través del uso del hashtag #YoAuténtico cuando compren sus regalos de perfumes y cosméticos esta Navidad.

Combatir las falsificaciones se ha convertido en una prioridad y se están llevando a cabo numerosas medidas en diferentes frentes. El principal objetivo de estas campañas es sensibilizar del peligro para la salud del uso de perfumes falsificados y de los perjuicios para la economía y el empleo que conlleva la compra de productos falsos.

  • Ayer mismo, la ministra en funciones Reyes Maroto presentaba la campaña contra las falsificaciones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo bajo el lema “Los peores descuentos del mundo, piérdetelos”.
  • El ayuntamiento de Madrid ha lanzado también la campaña “¿Qué se esconde tras una falsificación? No seas cómplice, solo ganan las mafias”.

En términos generales, los productos falsos implican pérdidas millonarias para todos. La comercialización de falsificaciones causa casi 7.000 millones € de pérdidas al año para el comercio español y, a nivel europeo, más de 13.270 millones €, según datos de la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual (EUIPO), lo que implica también una destrucción de más de 53.400 empleos en España, además de ser un fraude para la hacienda pública.

En el caso concreto del sector de la cosmética y los perfumes, según la EUIPO, nuestro país es el 2º de mayor impacto porcentual sobre las ventas (16%), casi el doble de la media europea. Esto se traduce en pérdidas de casi mil millones € y 8200 empleos para este sector.

Stanpa, a disposición de los medios de comunicación

Animamos a los medios de comunicación que contacten con nosotros para realizar demostraciones in situ sobre cómo diferenciar un perfume falsificado de uno original.