Maquíllate en Halloween y disfruta de la fiesta sin “muchos sustos”

MADRID, 28 de octubre 2019

 

  • Con motivo de la celebración de Halloween, desde la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), queremos animar a todos a maquillarse, a pintarse con creaciones terroríficas y, sobre todo, a realizar la compra de cosméticos en puntos de venta legales, que cuentan con todas las garantías de seguridad y calidad.
  • Sabemos que maquillarse este día es un must de niños y adultos y queremos recordar que, algo tan divertido como maquillarse y que se hace de forma generalizada en el rostro, está en contacto directo con la piel, ojos y mucosas durante horas; por lo que, desde Stanpa, pedimos prudencia a la hora de comprar un cosmético cuyo origen sea desconocido.
  • Compra tus cosméticos en tiendas de confianza y, si tienes dudas sobre su etiquetado o su procedencia, pregunta; asesórate también sobre qué producto es mejor para ti. Y, si compras por internet, asegúrate de que lo haces en webs oficiales.
  • Los cosméticos que se comercializan ilegalmente carecen de los controles sanitarios y de seguridad, pudiendo incluir ciertos ingredientes no autorizados para su uso en cosmética, que pueden desencadenar en dermatitis irritativas, alérgicas o reacciones acneiformes.
  • Desde la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), advierten que, al comprar falsificaciones, se está renunciando a todos los derechos como consumidor. El producto carece de garantía en caso de defecto o no conformidad del mismo, dejando al consumidor indefenso ante cualquier incidencia.
  • Los falsificadores aprovechan la viralidad de internet y suplantan la reputación de las marcas, su tráfico e incluso las ventas de las marcas legales, indican desde la plataforma Red Points. En perfumería y cosmética, el 50% de las falsificaciones se concentran en RRSS.
  • Según la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), el sector de la cosmética y los perfumes en España es el 2º de mayor impacto porcentual en Europa sobre las ventas (16%), casi el doble de la media europea. Esto se traduce en pérdidas de casi 1.000 millones de € y más de 8.000 empleos para el sector.